Reproducciones de automóbiles a escala construidos artesalmente

Hobby

No sé si es una virtud o un defecto, pero no puedo estar parado, ni siquiera en periodos destinados al descanso como las vacaciones. Durante las vacaciones, con los niños en casa, donde no puedo tener una continuidad en la concentración y el trabajo de las miniaturas, aprovecho para hacer otras cosas donde puedo implicar a mis hijos. Ellos han participado en estos trabajos, pintando, lijando o en muchas otras pequeñas cosas. Os invito a compartir nuestros buenos ratos.

HERBIE

Nunca había restaurado un coche a escala 1/1, pero alguna vez tenía que ser la primera. Aquí os explico la aventura.

LA AVENTURA

Esta aventura empezó el día que mi hermano me comentó por teléfono que tenía un Escarabajo en el taller a la venta. A pesar de ser un gran aficionado y amante de las películas de Herbie, nunca me había planteado comprar uno.

Le dije que me enviase unas fotos por correo electrónico. Esa misma tarde abrí el correo y quedé enganchado. Era un modelo del año 76, fabricado en Brasil, en color azul cielo, con matrícula de Palma de Mallorca. En un principio, en las fotografías se veía muy bien, se lo enseñé a mi mujer y a mis hijos, y nos hicimos a la idea de comprarlo, además el precio era muy asequible, 1000 Euros. Llamé a mi hermano y  le dije que me gustaba y que al día siguiente pasaría a verlo.

Me cree unas expectativas y unas ilusiones, y todo se convirtió en decepción solo cruzar la puerta del taller. La primera visión fue una oxidación enorme, perfectamente pintada, en la base de la antena. Conforme iba abriendo puertas y capos las oxidaciones y podridos se hacían latentes. Todos los perfiles que sujetan las gomas de estanqueidad habían desaparecido a causa de la corrosión. Le dije a mi hermano que no me veía capaz y que dudaba que si un modelo de esas características valía la pena dedicar tanto tiempo y dinero en la restauración. Me volví a casa con las manos vacías, y la mayor desilusión se la llevaron los niños, que ya se habían hecho a la idea.

ENCONTRADO EN GIRONA

Pero ya era tarde, ya estaba aircoolizado y empecé a informarme  y a buscar algún modelo por Internet. La verdad es que no entendía demasiado del tema, y aún me queda mucho por aprender, pero buscando encontré el modelo que se presenta en este artículo. Contacte con el propietario, para asegurarme que estaba a la venta y fui a Girona a verlo.

Se trataba de un 1300 de 1966 con techo solar metálico. Después de inspeccionarlo concienzudamente percibí algunas oxidaciones en diferentes puntos, pero al contrario que el anterior, con este me sentí capaz de afrontar la restauración.

La carrocería estaba en buenas condiciones, además la persona que lo tenía en venta era el propietario de un taller de plancha y pintura, así que acordamos un precio con la condición que me lo pintase exteriormente en el color original, L87 blanco perla.

RESTAURACIÓN CASERA

He llamado a este apartado “Restauración casera”, porque toda la reforma la he llevado a cabo en el garaje de mi casa. La simplicidad mecánica del Escarabajo permite hacerlo sin necesidad de grandes utensilios mecánicos.

Mi primer pensamiento fue de ponerlo a punto para pasear, lejos de lo que finalmente acabe haciendo.

El coche llevaba algunos años fuera de circulación y el olor interior, debido a la humedad, no era demasiado agradable, por lo que en primer lugar decidí sanear el interior. Desmonte los asientos, los paneles de las puertas, la moqueta del suelo y el vinilo perforado del techo. Procedí tratando las parte de chapa con un convertidor de óxido en los sitios donde habían apararecido oxidaciones ligeras. Después de dejar actuar el convertidor se dan dos capas de imprimación antioxidante epoxi, para posteriormente pasar a la pintura de protección epoxi. Ahora que está desnudo todo el interior es el momento para desmontar todos los mandos y relojes para pintar el tablier. Antes de proceder a esta labor es la ocasión de sanear el tablier en su parte posterior y el maletero. Depende de cómo esté la instalación eléctrica es conveniente recablearlo de nuevo. También durante esta fase desmonté el depósito para protegerlo con anticorrosión y pintura epoxi, y sanear el eje delantero. Volver a montar todas las partes es una tarea relativamente sencilla, la única excepción es el vinilo del techo que para montarlo correctamente es imprescindible desmontar los cristales. Si no nos atrevemos con este cometido es mejor recurrir a un tapicero.

Una vez acondicionada la parte delantera toca el turno a la parte trasera. Para trabajar con más comodidad la mejor solución pasa por sacar el motor. Esta tarea es relativamente sencilla, se posiciona el coche, levantándolo con ayuda de un gato y dos caballetes. Simplemente aflojando y sacando los cuatro tornillos y soltando los tubos del calefactor, el cableado u el cable del gas y embrague, el motor sale fácilmente por debajo. En esta parte hay que prestar una especial atención a las gomas de estanqueidad, colocándolas nuevas, para evitar el calentamiento excesivo de la parte superior de motor, y del cambio de las placas de aislamiento del calor con el compartimento de los viajeros en caso de que estén dañadas. En el eje trasero también hay que efectuar el cambio de los guardapolvos de las homocinéticas y los retenes en caso de pérdida de valvulina. Acerca del motor, la restauración dependerá del estado en que esté y del nivel de compresión, pero en todo caso, siempre es aconsejable una buena limpieza y un cambio de juntas.

Siempre hablo desde un punto de vista personal, no como un mecánico profesional, puesto que no es mi profesión.

ESTILO HERBIE

Debido a mi gran afición, y a la de mi mujer y mis hijos a las películas producidas por la compañía Disney acerca del intrépido Herbie, decidimos darle un carácter similar. El color de la carrocería L87 blanco perla nos facilitó las cosas al ser coincidente con el del coche de las películas, solo nos quedó preparar los gráficos. Busqué en Internet, y encontré un par de sitios donde poder comprar los vinilos, uno en Inglaterra y otro en Estados Unidos, pero no me convencieron los precios ni los plazos de entrega, en el caso del Inglés. Finalmente decidí extraer unos buenos primeros planos del coche en las películas y redibujarlo en Autocad a escala real. Después contacté con Joan Francesc de HardVallès, un profesional de la rotulación en vehículos, para que me imprimiera los números y líneas en vinilo 3M de alta calidad. Él mismo se encargó de la colocación sobre la carrocería del Volkswagen.

Aunque no es el modelo especifico de las películas, pues Disney utilizo modelos Sunroof de 1963, y mi modelo es de 1966, pienso que la recreación es bastante aceptable. Solo hay un par de cosas que difieren del modelo del 63, concretamente la luz de la matrícula y los intermitentes delanteros, pero preferí dejar los del modelo del 66 para no modificar su originalidad.

CURIOSIDADES

Mucha gente me ha preguntado ¿Por qué un Escarabajo? ¿Por qué el número 53?

La elección del coche era crucial para el éxito de la película y la productora dejo esta tarea al personal de los estudios. Se colocaron coches de diferentes marcas como Volvo, Toyota, Fiat, MG y Volkswagen, y se observo la reacción de los trabajadores. Todo el mundo reaccionaba cariñosamente hacia el Volkswagen, de ahí la elección del Escarabajo.

La primera película “Ahí va ese bólido” se empezó a rodar en 1966, justo antes de la muerte de Walt Disney. A pesar de otorgar los permisos, Volkswagen no creyó en el proyecto de Disney, por lo que pidió que se retirara de los coches, toda referencia a la marca. Se estima que se prepararon unos 40 coches para el rodaje de la película, aunque Disney nunca ha querido confirmarlo y siempre ha dado la cifra de “al menos 26”.

El éxito de la película fue rotundo, y para la segunda película, “Herbie, un volante loco”, Volkswagen trabajó codo con codo con Disney. Distribuyó 300.000 carteles por los concesionarios con la foto de Herbie, incluso existía un kit oficial de Volkswagen con los vinilos para caracterizar los Escarabajos como Herbie.

Después de la segunda película vino la tercera “Herbie en el gran prix de Montecarlo”, y una cuarta en 1980 “Herbie torero”. A partir de aquí Herbie tuvo que esperar 25 años para volver a aparecer en las grandes pantallas como “Herbie a tope”.

La decoración de Herbie fue creada por Hill Walsh, productor de la película y gran aficionado al Béisbol. El número 53 lo puso en honor al pitcher Don Drysdale de los Dodgers de Los Angeles, puesto que era el mismo número que Don había llevado durante su vida deportiva. Las líneas de colores rojo, blando y azul son conmemorativas a la bandera de los Estados Unidos de América.

GALERIAS DE FOTOS

ANTES DE LA RESTAURACIÓN

DURANTE LA RESTAURACIÓN

DESPUÉS DE LA RESTAURACIÓN

-

TRIUMPH TR3A

El Triumph TR3A fue mi segunda inmersión en la restauración de coches clásicos. Me encanta este coche por sus líneas, con una carrocería preciosa y una mecánica bastante fiable. Hace un tiempo tuve la ocasión de poder comprar el que podéis ver a continuación, a un precio razonable. El coche había llegado desde Estados Unidos en 2001, y había pasado por varias manos hasta llegar a la persona que yo se lo compre. Esta persona había iniciado la restauración, pero no de una forma demasiado purista, por lo que tuve que rehacer muchos trabajos y acabar la restauración con una faena especialmente delicada en el tema de la pintura.

GALERIA DE FOTOS